rugby femenino

Todos los golpes duelen, pero en algunas partes del cuerpo como en el pecho de las mujeres, los golpes duelen más.  Dado que se trata de un deporte de contacto, las jugadoras de rugby se exponen frecuentemente a golpes en el pecho. Y más allá de su valentía o fiereza, el dolor sigue estando allí, mejor o peor disimulado o subestimado.

¿Qué pasa cuando te golpean en el pecho?

En algunas ocasiones, los golpes pueden generar contusiones (moratones), dolor ó aumento de la sensibilidad en la zona. Éstos síntomas suelen ser pasajeros y es de esperar que desaparezcan con los días. Generalmente, éstos síntomas leves pueden estar causados por choques con partes duras, movimientos repetitivos sin la sujeción adecuada, caídas bruscas sobre el pecho, etc.

No obstante, a veces se trata de golpes más molestos y con una sintomatología más persistente. La reacción más habitual suele ser la de restarle importancia. Probablemente por esa misma razón, hay estudios que indican que muy pocas jugadoras utilizan protecciones adecuadas para la zona de las mamas.

No obstante, hay motivos para insistir en recomendar el uso de algún tipo de protección.

¿Qué puede hacer un golpe a los senos?

Los responsables del soporte de los pechos son los ligamentos de Cooper. Se trata de una capa fibrosa entre la piel hasta la aponeurosis del pecho, esa membrana blanca resistente que rodea a los músculos  les proporciona un armazón fibroso que sostiene a las mamas. En otras palabras, hace las veces de sujetador natural que mantiene las mamas en su lugar.

Algunas veces, al practicar deportes que implican desplazamientos repentinos o bruscos de los pechos éstos ligamentos pueden verse afectados. También con los saltos, e incluso al correr, trotar o recibir golpes. Lo que sucede, es que éstos ligamentos son frágiles, vulnerables al impacto y más fáciles de lo que cree que se estiren o rompan. Además, la rotura de los ligamentos de Cooper es completamente irreversible e irreparable.

Por otra parte, algunos estudios han demostrado que podría haber relación entre las lesiones por impacto y algunos tipos de cáncer de mama. Sucede cuando una lesión en la mama se transforma en un bulto conocido como necrosis grasa, que puede tardar más de lo deseable en desaparecer y que, en caso de que aparezca, habrá que mantener vigilado. Por lo tanto, la recomendación siempre es la de acudir al médico en caso de observar una lesión en el pecho que persiste. Y lo mismo en el caso de un dolor que no cese.

¿Por qué deberían usar protección las jugadoras de rugby?

Como conclusión, utilizar un sujetador deportivo que aporte una sujeción extra, ayudará a los ligamentos a cumplir su función. En el caso de los diseñados para jugar al rugby, ofrecen además una protección extra ante los impactos fuertes de los que hablábamos al principio.

Una buena sujeción del pecho se traduce directamente en un aumento de la confianza. La jugadora se sentirá más segura al sentirse menos expuesta al dolor y por lo tanto menos vulnerable.

Según el reglamento de World Rugby, las mujeres pueden usar  protectores de pecho. Según ésta normativa, como en el caso de las otras protecciones, deberán ser de materiales blandos, sin cremalleras ni nada que pueda dañar a la jugadora que los utiliza ni a otras.

En general, un buen protector de pecho para rugby, proporcionará sujeción, comodidad y protección, sin aportar volumen. Los fabricantes, han desarrollado modelos que se adaptan a la anatomía femenina correctamente y de manera cómoda.

En algunos casos, son sujetadores deportivos reforzados, que incluyen “bolsillos” de doble tela donde se puede insertar almohadillas de algún otro material de protección como eva o foam. Así se evita el contacto con la piel de éstos materiales y se facilita su lavado y secado por separado.

Algunas jugadoras sienten que tienen menos movilidad en la parte superior del cuerpo al utilizar éstas protecciones. Sin embargo, existen gran variedad de modelos y calidades que pueden ofrecer mayor adaptación a cada cuerpo.

Hay protectores que abarcan sólo el pecho y otros que incluyen protección para parte superior del tórax, resguardando también los hombros en una sola prenda.

También suele haber objeciones en cuanto al calor. No obstante también hay marcas que innovan constantemente los materiales y cada vez se realizan con mejores tejidos, más frescos y transpirables.

Además de éste tipo de protección, las mujeres también necesitaránde  los vendajes habituales y todas las demás medidas que ayuden practicar el rugby de la manera más segura y eficiciente.  Te pueden interesar entonces otras entradas como:

Author: Jugar al rugby

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *